34 obispos chilenos presentaron renuncia al Papa por el escándalo de los abusos sexuales

Héctor Sánchez21 mayo, 201810min404

Conscientes de que su credibilidad es muy baja, mientras no se vean cambios claros de comportamiento, la mayoría de los obispos chilenos -todos ellos dimisionarios- comienzan ahora la «operación limpieza» para desmantelar el sistema de encubrimiento de abuso sexual de menores y poner en practica medidas de prevención.

A su llegada a Chile, casi todos han evitado contactos con la prensa mientras digieren el «shock» de haber protagonizado la primera dimisión forzada de todos los obispos de un país en dos mil años de historia de la Iglesia. Los más implicados en el encubrimiento, como el cardenal arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati y su predecesor el cardenal Francisco Javier Errazuriz, continúan negando los hechos y «asombrándose» de que el Papa haya puesto sobre la mesa en Roma delitos de encubrimiento en los procesos realizados por las diócesis.

El futuro está ahora en manos de obispos que, en la línea de Francisco, se adelanten a la justicia y tomen la iniciativa de convocar a las víctimas para escucharlas, pedirles perdón y ofrecerles ayuda, incluso económica para poder pagar ayuda psicológica. El Papa, que está más ocupado que ellos, recibe víctimas en privado cada viernes.

Como los relevos de obispos pueden llevar de tres a seis meses, lo que Francisco les ha pedido es que se dediquen a reparar el daño causado, mientras no les llegue la comunicación sobre su relevo. Haber presentado la renuncia no les exime de responsabilidad ni les quita competencia hasta el día en que el Papa comunique a cada uno su decisión.

 El problema práctico es que seleccionar obispos lleva tiempo, pues requiere muchas comprobaciones sobre conducta personal e idoneidad. En el caso de Chile, los canales están contaminados, pues tanto el nuncio en Chile, Ivo Scapolo, como la conferencia episcopal y el cardenal arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, no transmitían a Francisco información veraz sobre lo que sucedía en el país.
 
En una o dos semanas se verá qué obispos tienen las condiciones para seguir al frente de sus diócesis: los que abran las puertas y se ofrezcan a escuchar personalmente a todas las víctimas; los que organicen ritos de petición de perdón en las catedrales encomendando algunas oraciones a víctimas, como se hizo en Roma, Viena y muchas otras ciudades; los que se adelanten a ofrecer indemnizaciones sin esperar a que la justicia las imponga; los que comiencen a aplicar por propia iniciativa las medidas preventivas de abusos indicadas por la «Carta de Dallas» y la Pontificia Comisión de Protección de Menores. En definitiva, los que se pongan a actuar, sin ampararse en ninguna excusa.

 

De los 32 obispos con cargos diocesanos en Chile, 30 presentaron formalmente la renuncia al Papa el pasado jueves. No lo han hecho ni el arzobispo castrense, cuyo mandato depende en parte de las Fuerzas Armadas, ni el obispo de Aysén, que depende de Propaganda Fide. Pero ambos se han manifestado dispuestos a ser relevados en cualquier momento.

Este jueves se realizó el último encuentro entre los obispos de Chile y el papa Francisco, en la que trataron los casos de abusos sexuales que se presentaron en esa nación. En dicha reunión los 34 obispos pusieron a disposición del santo padre sus cargos para que sea él quien decida qué pasará con cada uno de ellos.

En el encuentro  Francisco les entregó una carta para agradecerles su colaboración con la resolución de los casos de abuso sexual.

“Les agradezco la plena disponibilidad que cada uno ha manifestado para adherir y colaborar en todos aquellos cambios y resoluciones que tendremos que implementar en el corto, mediano y largo plazo, necesarias para restablecer la justicia y la comunión eclesial”, les dijo en la carta el sumo pontífice.

Los 34 funcionarios de la Iglesia se reunieron con el Vicario de Cristo desde el 15 al 17 de mayo en el Vaticano. Durante los encuentros dialogaron acerca del informe elaborado por Monseñor  Charles Scicluna, después de escuchar los testimonios que acusan a Monseñor Barros, Obispo de Osorno, de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

PLANTÓN EN GUAYAQUIL EN CONTRA DE ABUSOS SEXUALES

Localmente en Guayaquil, Ecuador. Se realizó un plantón frente al templo Czestochowa al norte de la ciudad para protestar y pedir justicia por los supuestos abusos sexuales cometidos por el sacerdote Luis Fernando Intriago. Esto a ocurrió a su vez el mismo jueves que se encontraba el Papa Francisco reunido con los obispos chilenos quienes presentaban su renuncia  por el escándalo abusos sexuales por parte de clérigos.

“No es contra la iglesia, pero si contra los abusos” es el lema que describe Carlota Bayas tía de Juan José Bayas, uno de los denunciantes. 

En la iglesia donde fue párroco Luis Fernando Intriago se movilizaron  decenas de personas para pedir justicia por los supuestos abusos por parte del presbítero hacia un grupo de jóvenes cuando eran adolescentes. La mayoría de víctimas conocieron al sacerdote en el 2006, cuando tenían entre 15 y 17 años. Pero fue hasta el año 2013 cuando denunciaron al clérigo.

“Fue abuso sexual, todos estábamos manipulados. Nos decía que el pecado nos iba inundando y terminabas atado, vendado y torturado. Era el sacrificio para ganarse un escalón al cielo”, fueron las palabras de Gabriel ante los medios de comunicación dando a conocer como funcionaba la “dinámica del pecado”. El juego que presuntamente practicaba el sacerdote con ellos. 

El viernes siguiente al plantón, el Arzobispo de Guayaquil, Luis Cabrera, habló en nombre de la iglesia. Condenó toda forma de acoso físico, psicológico y sexual de menores. Y manifestó su solidaridad con las víctimas. 

Fuentes: ABC – Canal1 Colombia


Quiénes Somos

RTW24 página web dedicada a la investigación periodística e información contrastada. Una plataforma informática con programación de televisión propia y la transmisión en vivo de eventos noticiosos relevantes. Además involucra a la prensa escrita, la radial y la TV en diferentes horarios.


CONTÁCTENOS

LLÁMENOS EN CUALQUIER MOMENTO



Últimas Publicaciones



Newsletter