papa.jpg?fit=800%2C444&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño14 junio, 20182min145

Tomasz Komenda, de 42 años, llegó a la audiencia general en la que el papa Francisco comenzó un nuevo ciclo de catequesis sobre los mandamientos. Ahí se celebró un encuentro emotivo entre el pontífice y el hombre que, recuperó su libertad luego de 18 años de pagar prisión por un delito que no cometió: violación y asesinato de una menor.

En mayo pasado, la Corte Suprema de Polonia declaró inocente a Komenda, quien desde el año 2000 estuvo encarcelado, condenado a 25 años de prisión. Una revisión del caso en 2017 demostró que no cometió el crimen del que se lo acusó.

El limosnero pontificio, Konrad Krajevsky, que en unos días será nombrado cardenal por el papa, se encargó de organizar el encuentro con el papa, ya que Komenda prepara comida para los pobres y personas sin hogar de Roma.

Komenda salió de prisión en marzo pasado, después de que los fiscales revisaran su caso y llegaran a la conclusión de que no podía haber cometido el crimen. La revisión había sido ordenada por el ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, a pedido de los padres de la víctima de 15 años, que fue asesinada durante una fiesta discográfica de Año Nuevo de 1997 en el suroeste de Polonia.

Komenda, junto con sus padres, peregrinó ante la tumba de Juan Pablo II en busca de paz. Luego acudió a la audiencia y estuvo frente al papa Francisco que lo abrazó, le regaló varios rosarios y permitió algunas fotografías.

RTW24


papa_francisco.jpg?fit=800%2C535&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño11 junio, 20182min150

Hoy, el vaticano anunció que el papa Francisco aceptó la renuncia de tres obispos chilenos, entre ellos la de monseñor Juan Barros, en relación al escándalo de pedofilia que sacudió al clero chileno.

El conjunto del episcopado chileno había presentado su dimisión conjunta el 18 de mayo tras una serie de encuentros con el papa, en el Vaticano.

Varios miembros de la jerarquía de la Iglesia católica chilena están acusados de haber ignorado o encubierto los abusos del cura chileno Fernando Karadima en las décadas de 1980 y 1990.

Francisco, que un primer momento defendió durante su viaje a Chile en enero al obispo chileno Juan Barros, acusado de encubrir los abusos, dio giro en su posición, ya que se disculpó con las víctimas y admitió “graves errores” luego de leer un informe de 2.300 páginas sobre los abusos en Chile.

Recientemente, el Sumo Pontífice recibió en el Vaticano a tres víctimas del padre Karadima, reconocido culpable en 2011 por un tribunal de la Santa Sede de haber cometido actos de pedofilia en los años 1980 y 1990.

RTW24


Papa_Francisco_Daniel_Ibanez_ACI_Prensa_060618.jpg?fit=900%2C500&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño6 junio, 20181min92

En la ciudad del Vaticano, el Sumo Pontífice a través de un telegrama, envió este martes su pésame por las muertes provocadas por la erupción del volcán Fuego en Guatemala.

El Papa “ofrece sus sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y oraciones por todos los que sufren las consecuencias de ese desastre natural”, escribió el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, en un mensaje dirigido al nuncio apostólico en Guatemala.

 

RTW24


Papa-Francisco-Chile-610x389.jpg?fit=610%2C389&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño1 junio, 20181min151

La agenda del sumo pontífice este fin de semana estará ocupada con reuniones de un nuevo grupo de víctimas del ex sacerdote chileno Fernando Karadima. Esta vez se trata de cinco curas de la parroquia de El Bosque, quienes sufrieron abusos de poder. Además estarán presentes dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual, y dos laicos implicados en este proceso.Se espera que asistan este sábado a la misa que el Papa Francisco oficia en la capilla de Casa Santa Marta.

“Venimos a que nos escuche, a que conozca nuestra experiencia de acompañar a las víctimas durante 20 años y esto es algo muy valioso” Francisco Astaburuaga, sacerdote.

Hace algunas semanas el papa Francisco se reunió con James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, víctimas de abusos por Karadima cuando eran menores. Luego llamó a los 34 obispos chilenos y posteriormente, ellos dejaron a disposición de Francisco sus cargos.

RTW24


papa.jpg?fit=800%2C527&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño15 mayo, 20181min91

Hoy, la jerarquía de la Iglesia chilena inicia en el Vaticano una serie de encuentros con el papa Francisco, una cita crucial tras la cual el pontífice prometió “cambios adecuados y duraderos” para impedir la pedofilia y su encubrimiento dentro de la institución.

Los 34 obispos, 31 de ellos en función y tres eméritos, están en Roma para mantener varias reuniones con el papa, a las que también acudirá el cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos.

Las reuniones serán individuales y en grupo y han sido programadas en una sala anexa del aula Pablo VI, dentro del Vaticano. La convocación tendrá una duración de dos semanas después de que Francisco recibió a tres víctimas de abusos sexuales del sacerdote chileno Fernando Karadima, en una invitación especial durante la cual les garantizó que tomaría medidas para acabar con la pedofilia y, sobre todo, su encubrimiento dentro de la Iglesia.

Redacción RTW24


vaticano-carta.jpg?fit=800%2C800&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño19 marzo, 20185min340
Ciudad del Vaticano –

El Vaticano cedió a la presión el sábado y divulgó la carta completa del papa emérito Benedicto XVI sobre el papa Francisco tras ser duramente criticado por citar la misiva de manera selectiva en un comunicado de prensa y manipular digitalmente una foto.

La parte previamente escondida de la misiva muestra la verdadera razón por la que Benedicto rehusó comentar sobre un compendio de libros sobre el historial teológico y filosófico del actual pontífice, que fue publicado por el Vaticano y presentado para conmemorar su quinto aniversario en el papado. Benedicto resaltó que uno de los autores involucrados en el proyecto había lanzado ataques ‘virulentos’, ‘antipapales’ en contra de su pontificado y enseñanzas.

Dijo que estaba ‘sorprendido’ de que el Vaticano haya escogido a ese teólogo para incluirlo en el volumen 11 de La teología del papa Francisco.

La oficina de prensa del Vaticano dijo el sábado que divulgó la carta completa debido a la polémica que se desató por la presunta manipulación de información cuando el volumen fue lanzado el pasado lunes, en la víspera del aniversario de Francisco.

Dijo que la decisión inicial de esconder parte de la carta fue por discreción “no por tratar de censurar”. El escándalo abochornó al Vaticano en la última semana y agrandó el creciente abismo entre los simpatizantes del papado pastoral de Francisco y conservadores que añoran el papado doctrinal de Benedicto. La oficina de prensa del Vaticano, en particular, fue acusada de divulgar ‘noticias falsas’ por haber omitido partes clave de la misiva de Benedicto y deformó digitalmente la foto del documento donde Benedicto comienza a explicar por qué él no quiere comentar sobre la publicación.

El escándalo comenzó el lunes cuando el prefecto de la oficina, monseñor Darío Vigano, leyó pasajes de la carta de Benedicto en voz alta durante la presentación del libro.

En las partes que Vigano escogió leer, Benedicto confirma que Francisco tiene una sólida educación tanto teológica como filosófica y elogia la iniciativa del libro por mostrar la “continuidad interior” entre los dos papados.

Pero el comunicado de prensa ni la foto nunca incluyeron toda la información, dando la impresión de que el papa retirado, de 91 años, había leído el volumen y lo respaldaba completamente, cuando efectivamente no lo había hecho.

Más datos
Sobre polémica

En redes
En Twitter, el hashtag #releasetheletter (#divulgalacarta) se viralizó entre los católicos conservadores mientras crecía el escándalo. sobre el libro.

Publicación
En una foto promocional enviada a los medios, que muestra la primera página de la carta de Benedicto sobre una mesa, el inicio del párrafo es ilegible, aparentemente borroso de forma intencional para enfatizar el resto de la carta, que sí está enfocado.

Redacción El Universo


papa-RTW24.jpg?fit=615%2C450&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño30 enero, 20182min770
Ciudad del Vaticano –

Los países tienen una responsabilidad de combatir el antisemitismo y el “virus de la indiferencia” que amenaza con borrar el recuerdo del Holocausto, afirmó el papa Francisco.

El pontífice hizo esas declaraciones en una conferencia internacional después de que Polonia pusiera sobre la mesa una legislación que penalizaría el responsabilizar a polacos por los crímenes del Holocausto. Esto indignó a Israel.

El papa no mencionó de forma específica esa controversia, pero habló sobre su visita en 2016 al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau en lo que fuera la Polonia ocupada por Alemania, diciendo que recordaba “el rugido del ensordecedor silencio” que dejaba espacio solo para las lágrimas, la oración y la petición de perdón.

También pidió a cristianos y judíos que construyeran un “recuerdo común” del Holocausto, pues “es nuestra responsabilidad entregarlo con dignidad a las generaciones jóvenes”. “El enemigo contra el que luchamos no es solo el odio en todas sus formas, sino incluso más fundamentalmente la indiferencia, ya que es esta la que nos paraliza y nos impide hacer lo correcto incluso cuando sabemos que está bien”, agregó.

La conferencia, organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia en cooperación con OSCE y las comunidades judías del país, se programó para coincidir con el Día Internacional de Recordación del Holocausto. En sus comentarios, Francisco pidió una “cultura de responsabilidad” entre las naciones. 

Redacción El Universo


PAPA-FRANCISCO-MICHELLE-BACHELET-CHILE-RTW24.jpg?fit=1024%2C577&ssl=1

Mayra Soria30 enero, 20188min790

El viaje del Papa a Chile y Perú a mediados de enero dejó un sabor agridulce en el Vaticano. La etapa chilena, a priori poco exigente diplomáticamente, quedó empañada por las acusaciones de encubrimiento de abusos contra el obispo chileno Juan Barros, a quien el Pontífice defendió enérgicamente y permitió asistir en primera fila a todos sus actos. Ante las quejas de las víctimas y al ser interrogado a bocajarro por un periodista, el Papa exigió “pruebas” a los denunciantes. Hasta el momento, dijo, solo había “calumnias”.

La respuesta fue muy críticada, especialmente desde una insólita carta del cardenal estadounidense Sean O’Malley, encargado de la comisión del Vaticano que trata de erradicar los abusos a menores, afeándole el comentario. En el vuelo de vuelta, Francisco pidió perdón a las víctimas por haber usado la palabra “pruebas”, pero la sustituyó por “evidencias” e insistió en la inocencia de Barros. Este martes, sin embargo, la Santa Sede ha modificado su posición y ha anunciado que enviará a un investigador para “escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen”.

El Papa no recibió en su visita a Chile a las víctimas que denuncian a Barros. Por eso, cuando le escucharon pedir “evidencias”, le recordaron que no había tenido ocasión de aportárselas. El malestar, en el país de la región donde la Iglesia católica es más débil siguió tras su marcha.  Por eso ahora el Pontífice ha ordenado que sea el arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, quien se desplace a Santiago de Chile para escuchar alguna novedad sobre Barros, actual obispo de Osorno, en el sur del país.

Nombrado por Francisco en marzo de 2015, las víctimas le acusan de haber encubierto los abusos del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, un sacerdote influyente de una iglesia de la clase alta de Santiago de Chile, que atacó durante años al menos a cuatro jóvenes de familias conservadoras, según reconoció la Justicia civil y la eclesiástica.

Barros siempre lo ha negado. Pero una de las víctimas, Juan Carlos Cruz, funcionario de una multinacional norteamericana, detalló que el obispo se encontraba a su lado cuando Karadima lo abusaba. Cuando escuchó lo de las “pruebas”, respondió en Twitter: “Como si uno hubiese podido sacarse una selfie mientras Karadima me abusaba con Juan Barros parado al lado viéndolo todo”.

Charles J. Scicluna es arzobispo de Malta y presidente del Colegio para el examen de los recursos en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Una suerte de fiscal encargado de investigar los delicta gravatoria: los crímenes de la Iglesa considerados más graves y cometidos contra la eucaristía, el secreto de confesión o los abusos a menores. En 2005, el Papa Benedicto XVI le encargó que recogiera las declaraciones sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, que fueron cruciales en destapar el caso.

El jesuita Felipe Berríos, en una reciente entrevista con EL PAIS, explicaba que “el Papa tiene razón en que a Barros nunca se le ha hecho ninguna acusación sobre abuso sexual”. “Pero Barros por muchos años fue secretario cercano de Karadima, que no solo era un abusador, sino que estaba ligado a la dictadura, al poder dentro de la Iglesia, al clasismo. Por lo tanto, Barros no puede decir que nunca supo nada de lo que pasaba, no es creíble. Y si fuera verdad que nunca supo nada durante todos los años en que fue brazo derecho de Karadima, significa que no tiene la capacidad básica de ser obispo: alguien que no se da cuenta de nada”, indicaba el religioso antes de la visita de Francisco a Chile.

Una carta difundida a comienzos de enero, con fecha 31 de enero de 2015, da cuenta de que el Papa sabía de la resistencia que generaba el nombramiento de Barros y las acusaciones en su contra. En la misiva dirigida al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal chilena, relataba las frustradas gestiones para apartarlo y ofrecerle un año sabático: “Comprendo lo que me dicen y soy consciente de que la situación de la Iglesia de Chile es difícil debido a todas las pruebas que han tenido que soportar”.

Francisco, sin embargo, no solo le entregó el obispado, sino que en octubre de 2015 lo defendió públicamente en un polémico vídeo filmando por feligreses chilenos en Roma: “Osorno sufre por tonta”, dijo el Papa en referencia a las protestas de los ciudadanos por el arribo de Barros a la ciudad. Atribuyó los reclamos a manipulaciones políticas y señaló que las únicas acusaciones contra el obispo estaban “desacreditadas”.

Los esfuerzos del Francisco por luchar contra los abusos sexuales en la Iglesia católica avanzan de forma muy lenta. Su intención, como señalan siempre las víctimas, fue honesta. Pero fenómenos como la parálisis de la comisión que creó en 2014 para trabajar para prevenir casos en el futuro y en la que incluyó a dos víctimas es un ejemplo de ello.

De hecho, ambas víctimas -Peter Saunders y Marie Collins- dimitieron al no ver ningún resultado y denunciaron públicamente que el órgano, por unos motivos u otros, no era capaz de ejecutar las anunciadas reformas. Collins, símbolo de la lucha de las víctimas de abusos por parte de la Iglesia, se ha mostrado muy crítica también con el episodio de Chile.

Redacción El País


Papá-Francisco-RTW24.jpg?fit=1024%2C483&ssl=1

Ma. Eugenia Logroño22 enero, 20183min620

¿Se imaginan cruceros donde se celebran matrimonios?, bromeó Francisco, que añadió que un periodista le había llamado “loco” por hacer estas cosas.

El papa Francisco defendió su gesto de casar a una pareja de tripulantes del avión en el que viajaba a Iquique hacia Chile dado que la Iglesia limita el tipo de lugares donde se puede celebrar una boda u obliga a seguir largos cursos matrimoniales.

La boda de los dos asistentes de vuelo chilenos de la compañía Latam fue el argumento de una de las preguntas de la rueda de prensa a bordo del avión en el que regresaba de su viaje a Chile y Perú.

“¿Se imaginan cruceros donde se celebran matrimonios?, bromeó Francisco, que añadió que un periodista le había llamado “loco” por hacer estas cosas.

El Derecho Canónico establece que quien oficie un matrimonio católico debe hacerlo en una iglesia parroquial o en “un lugar conveniente” si existe una autorización del Ordinario del lugar o del párroco.

Explicó que fue algo simple que hablaron durante el vuelo, que la pareja le explicó que estaban casados por lo civil y que cuando se fueron a casar por la Iglesia en 2010 un terremoto derrumbó el templo y que después, por circunstancias de la vida y la llegada de las dos hijas, lo fueron dejando.

Francisco defendió que no fue algo precipitado, pues “les interrogó un poco y las respuestas eran claras”, sabían que esto era “para toda la vida” y le garantizaron que habían hecho un curso prematrimonial.

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, afirmó y entonces tras considerar “que estaban preparados y después de que hicieron el sacramento de la penitencia, los casé”, contó.

Redacción El Telégrafo



Quiénes Somos

RTW24 página web dedicada a la investigación periodística e información contrastada. Una plataforma informática con programación de televisión propia y la transmisión en vivo de eventos noticiosos relevantes. Además involucra a la prensa escrita, la radial y la TV en diferentes horarios.


CONTÁCTENOS

LLÁMENOS EN CUALQUIER MOMENTO



Newsletter