TRUMP-MEXICO-MURO-RTW24.jpg?fit=824%2C464&ssl=1

Mayra Soria12 enero, 20183min610

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se refirió en una reciente entrevista concedida al Wall Street Journal a diversos aspectos del primer año de su presidencia. Uno de los temas que tocó fue el muro fronterizo que el mandatario norteamericano pretende construir entre EE.UU. y México.

Tras volver a insistir, en sus comentarios, en que será el país vecino el que pague el muro, Trump asomó por primera vez una posible estrategia para alcanzar su objetivo, al señalar que las negociaciones para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían proveer el financiamiento para su construcción.

“[México] puede pagarlo indirectamente a través del TLCAN”, sostuvo Trump. “Hacemos un buen trato sobre el TLCAN y decimos que vamos a tomar un pequeño porcentaje de ese dinero y destinarlo al muro. ¿Adivinen qué? México está pagando”, dijo.

Al hablar sobre el TLCAN, el presidente norteamericano remarcó que ese tratado podría desaparecer a menos que las partes logren acordar lo que llamó, en sus propias palabras, un “acuerdo Trump” (traducido por el rotativo como “trato justo”). Por otra parte, el jefe de la Casa Blanca recalcó que está “manteniendo un poco de flexibilidad” hasta después de las elecciones presidenciales en México.

“Entiendo que muchas cosas son difíciles de negociar antes de una elección”, afirmó. “Tienen elecciones bastante pronto, y entiendo que eso lo hace un poco difícil para ellos”.

En reacción a la entrevista, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, reiteró que su país no va a pagar el muro fronterizo. “Termino mi día de trabajo en Washington. Ni en esta gira ni en ningún momento de la negociación, el muro es tema de las discusiones NAFTA [TLCAN, por sus siglas en español]”, escribió en su cuenta de Twitter. “El Presidente de México Enrique Peña Nieto ha sido muy claro: México nunca pagará por ese muro”, agregó.

https://twitter.com/ildefonsogv/status/951612329975844864

Redacción RT


Captura-de-pantalla-2017-11-23-a-las-13.24.59.png?fit=621%2C397&ssl=1

Mayra Soria23 noviembre, 20176min880

Casi 25 millones de mexicanos recibirán un aumento de salario la próxima semana: de 4,25 a 4,70 dólares al día.

El gobierno de México y los líderes empresariales acordaron elevar el salario mínimo del país a partir del 1 de diciembre a 88,36 pesos (el equivalente a 4,70 dólares). El anterior sueldo mínimo era de 80,04 pesos.

El aumento del 10% es una buena noticia para 24,7 millones de mexicanos que trabajan uno o dos empleos con salario mínimo.

No obstante, esta medida mexicana revive una queja esencial de los trabajadores estadounidenses que votaron por Donald Trump, en parte debido a su promesa de renegociar el TLCAN o NAFTA, el tratado comercial entre Estados Unidos, Canadá y México. Trump culpa al NAFTA por la pérdida de muchos empleos en Estados Unidos.

Trabajadores de la caña de azúcar en Atencingo, estado de Puebla, en el sur de México el 11 de mayo de 2017. Crédito: PEDRO PARDO / AFP / Getty Images.
Trabajadores de la caña de azúcar en Atencingo, estado de Puebla, en el sur de México. | Foto: PEDRO PARDO / AFP / Getty Images

La mano de obra barata atrajo a compañías estadounidenses a México durante décadas. Robert Scott, del Instituto de Política Económica, calcula que entre 1997 y 2013 se perdieron cerca de 800.000 empleos en Estados Unidos. El NAFTA entró en vigencia en 1994.

Con el salario mínimo nacional de Estados Unidos en 7,25 dólares por hora —58 dólares por una jornada laboral de 8 horas, 12 veces más que el sueldo mexicano— México tiene una clara ventaja para atraer empleos. Es una de las razones por las que el país frecuentemente tiene una tasa de desempleo muy baja, que actualmente se sitúa en el 3,6%. En comparación, el desempleo en Estados Unidos es del 4,1%.

De hecho, uno de los objetivos del gobierno de Donald Trump en la renegociación del NAFTA es tener una aplicación más estricta de las leyes de salario mínimo en toda América del Norte y el problema más agudo es con México.

Durante casi dos años, el peso mexicano se ha mantenido en torno a su mínimo histórico, aproximadamente cinco centavos. Visto de otra manera, un dólar ha valido entre 18 y 22 pesos desde principios de 2016.

Redacción CNN


13746431403_72867b29a6_b-rtw24.jpg?fit=1024%2C768&ssl=1

Mayra Soria12 noviembre, 20179min430

Los estadounidenses fanáticos del football americano y los que buscan una dieta sana pueden agradecerle al TLCAN por el guacamole: los preciados aguacates para hacerlo se pueden conseguir sin problema desde Nueva York a Los Ángeles por este acuerdo de libre comercio.

Y no sólo aguacates. Pirámides de mangos, papayas o pimientos con el sello “México” inundan los supermercados de Estados Unidos. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ferozmente criticado por el presidente Donald Trump, ha cambiado la mesa de los estadounidenses.

En veinte años, la oferta para los consumidores se ha transformado radicalmente, con una profusión de frutas y verduras frescas en cualquier época del año gracias al TLCAN, que Estados Unidos, México y Canadá están renegociando a instancias de Trump.

“Tengo 49 años y recuerdo que cuando era pequeño le preguntaba a mi madre en invierno ‘¿dónde están las fresas?’. Y mi madre decía que no era la temporada”, recuerda Jaime Chamberlain, director de JC Distributing, una empresa familiar especializada en la importación y distribución de frutas y verduras de México. “Ahora hay una generación que nunca notará esa falta”, dice.

El TLCAN no buscaba cambiar la dieta de los estadounidenses, señala Steven Zahniser, economista e investigador del departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Sin embargo, existe una correlación entre este acuerdo y un aumento del consumo de frutas y verduras frescas, porque “el TLCAN ha eliminado todos los aranceles aduaneros entre los tres países”, explica.

Todo más barato

Antes de la entrada en vigor del TLCAN en 1994, los aranceles que se pagaban eran “astronómicos”, apunta Chamberlain. Por ejemplo, los melones se gravaban al 30%, los tomates a alrededor del 20%.

Difícil bajo estas condiciones exportar a Estados Unidos y que los consumidores accedieran a productos frescos, variados y asequibles. Solo tres o cuatro estados mexicanos le vendían al mercado estadounidense.

Hoy, todos los estados de México envían sus productos frescos a sus vecinos, explica Chamberlain, quien tomó las riendas de JC Distributing en 1987. “Ha habido un fantástico crecimiento de la agricultura mexicana, que finalmente benefició tanto a los consumidores estadounidenses como a los canadienses”, dice.

El aguacate mexicano es el ejemplo más claro. Casi prohibido en Estados Unidos hasta 1993 por razones fitosanitarias, esta fruta se consume masivamente en el país después de que el TLCAN le abrió las puertas. Su consumo se ha triplicado desde la vigencia del tratado, según el departamento de Agricultura.

plant-fruit-berry-sweet-summer-ripe-808536-pxhere.com

Guacamole para el Super Bowl

Estados Unidos se ha convertido incluso en el mayor importador de aguacates del mundo para satisfacer una demanda creciente. Hace 25 años, las importaciones de aguacate eran nulas. Hoy ascienden a 1.000 millones de dólares al año, señala Zahniser.

La gran comunidad mexicana en Estados Unidos ayudó a popularizar el consumo de aguacate en sandwiches y ensaladas, pero sobre todo en el guacamole, actualmente el aperitivo más popular para el Super Bowl, el punto cúlmine del campeonato de fútbol americano en Estados Unidos.

“Se encuentra guacamole en todos los restaurantes, no solo en los mexicanos”, nota Chamberlain. “Es un refrigerio muy saludable”. Las virtudes del aguacate para la salud también pesaron en el incremento de su consumo, según Agnes Perez, economista del Departamento de Agricultura estadounidense.

“El aumento de la conciencia de los beneficios de las ‘grasas saludables’, como las grasas monoinsaturadas que se encuentran en los aguacates, también juegan un papel en el crecimiento de la demanda”, explica.

apple-fruit-meal-food-produce-vegetable-393471-pxhere.com

Frutos rojos, “el superalimento”

Las campañas para promover una dieta equilibrada contribuyeron además a un mayor apetito de los estadounidenses por los frutos rojos, considerados en los últimos 15 años un “superalimento para el cerebro”.

La “abrumadora demanda” de fresas, frambuesas, arándanos y moras es una de las mejores historias del sector agrícola mexicano junto con la del aguacate, dice Chamberlain. Para él, el TLCAN es también un formidable laboratorio para experimentar nuevas variedades de productos frescos, como los mini pimientos que ahora colorean los puestos de los supermercados.

En un país como Estados Unidos, donde un tercio de los adultos son obesos, el desafío, dice, es ofrecer frutas y verduras atractivas que den ganas de comer, pero que también sean sabrosas. “A un chef, el TLCAN le garantiza encontrar los 365 días del año todos los ingredientes que necesita”, dice Chamberlain. Aún así, el consumidor es finalmente el que decide. El TLCAN “ha hecho las cosas más asequibles, pero depende de uno comprarlas y comerlas”, afirma.

Redacción AFP


TLCAN-1.jpg?fit=1024%2C632&ssl=1

Mayra Soria1 septiembre, 20173min1380

El segundo round de la renegociación del TLCAN inició este viernes en la Ciudad de México con una esperanza: que los equipos negociadores de los tres países que lo integran logren un nuevo pacto a más tardar antes de la fiesta de Noche Vieja de 2017.

Donald Trump y Justin Trudeau, mandatarios de Estados Unidos y Canadá respectivamente, conversaron telefónicamente el jueves y en su llamada expresaron su esperanza de que ambos, junto con México, tengan una nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a más tardar en diciembre de este año.

“Los dos líderes también discutieron la renegociación en curso del TLCAN y destacaron su esperanza de llegar a un acuerdo a fines de este año”, dijo la Casa Blanca en un comunicado divulgado el jueves.

A partir de este viernes y hasta el 5 de septiembre, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, será el anfitrión de los equipos negociadores de Estados Unidos, encabezado por Robert Lighthizer, y de Canadá, liderado por Chrystia Freeland, que se reunirán en la Ciudad de México.

Los representantes de los tres países llegan a esta nueva ronda en medio de nuevas amenazas de Trump a inicios de semana de abandonar el acuerdo comercial, revisado por petición suya y al que ha calificado del más desastroso que ha firmado su país además de injusto.

Del lado mexicano hay optimismo. El gobierno mexicano ha dicho que no negociará el acuerdo a través de redes sociales y el canciller Luis Videgaray calificó las amenazas como un estilo “peculiar” de negociar.

Redacción CNN


TLCAN-1.jpg?fit=1024%2C632&ssl=1

Maria Jose Toledo16 agosto, 20172min510

El secretario de Economía de México Idelfonso Guajardo, comentó este miércoles 16 de agosto al inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, y dijo que su país “está comprometido a obtener un acuerdo beneficioso para los tres países”.

Aseguró que se tratará de un “proceso transparente que nos acompañara a través de todo el proceso de negociaciones” y que con este “pasamos de compartir geografía a cambiar la visión del mundo de Norteamérica”.

Guajardo señaló que “no se trata de desechar lo que ha funcionado, nuestro objetivo es tener mayor comercio y no uno menor y no hacernos daño”.

Por otro lado, la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró que su país está comprometido para trabajar en la modernización del TLCAN y que van a “tomar ventaja de esta oportunidad”.

“Las relaciones entre Canadá y Estados Unidos son las más beneficiosas para todo el mundo”, señaló Freeland.

Robert Lighthizer, representante del Departamento de Comercio de EE. UU., aseguró que se trata de un “día histórico para Estados Unidos” porque por primera vez se empezará a revisar un importante acuerdo comercial. Además, dijo que muchos dirigentes políticos prometieron anteriormente renegociar este acuerdo, pero que “el día de hoy el presidente Trump va a cumplir esas promesas”.

Además, dijo que “es un acuerdo de 23 años y nuestras economías eran muy diferentes a lo que eran en los 90 (…) todos concordamos que el TLCAN necesita una actualización”.


DEac3p8V0AAB7Bj.jpg?fit=900%2C447&ssl=1

Mayra Soria18 julio, 20177min370

México da la bienvenida a los objetivos de Estados Unidos para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y reitera su disposición de que el proceso arranque formalmente el 16 de agosto, dijo el lunes la Secretaría de Economía.

La Secretaría, a cargo de las negociaciones comerciales, se pronunció en un comunicado:

“El Gobierno de México trabaja para lograr un proceso de negociación constructivo que permita aumentar los flujos comerciales y de inversión y consolide la cooperación y la integración económica para fortalecer la competitividad de América del Norte”.

En una decisión sin precedentes, Estados Unidos dijo horas antes que buscaría impedir la manipulación cambiaria por parte de sus socios, al detallar su dura estrategia para la negociación del TLCAN.

El gobierno de Estados Unidos publicó sus objetivos para renegociar el TLCAN . Entre estos se establece eliminar el capítulo 19 del acuerdo vigente, que se refiere a la solución de controversias, lo que expertos estiman pueda dificultar el proceso, así como el objetivo de reducir su déficit comercial.

Algunos de los temas a negociar son:

  • Aduanas
  • Facilitación del Comercio y Reglas de Origen
  • Obstáculos Técnicos al Comercio
  • Buenas Prácticas Regulatorias
  • Moneda
  • Transparencia y Anticorrupción

Se propone eliminar el trabajo infantil y forzado, así como la promoción de productos que provengan de esas actividades.

Una fuente mexicana cercana a las negociaciones dijo a Reuters, “no nos fue tan mal como se tenían las expectativas, aunque tampoco nos fue de lo mejor”. “Lo bueno de esto es que (Estados Unidos) no está considerando más impuestos”, agregó la fuente, que prefirió no ser identificada.


economia.jpg?fit=1024%2C705&ssl=1

Maria Jose Toledo7 junio, 20173min870

Tanto México como Estados Unidos llegaron a una resolución este martes sobre el azúcar mexicano exportado a Estados Unidos. El acuerdo fue visto como una prueba para ambas partes antes de sentarse a dialogar sobre cuestiones más complejas en el marco del TLCAN, el acuerdo de libre comercio entre EE.UU., México y Canadá. Las cuales podrían comenzar en agosto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere renegociar el TLCAN, ya que considera que es responsable de la pérdida de millones de empleos en manufactura que se han ido a México. Esto mientras los simpatizantes de que se mantenga la alianza, aseguran que el TLCAN genera empleos.

El acuerdo sobre el azúcar refuerza la relación entre ambos países y evita una posible guerra comercial. Estados Unidos podría haber aplicado tasas a las importaciones mexicanas de azúcar, mientras que México podría haber tomado represalias con aranceles sobre el jarabe de maíz estadounidense.

“Me alegra decir que el ministro Guajardo y sus colegas han sido socios honestos y colaboradores en la búsqueda de una solución justa y sostenible”, dijo este martes el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, refiriéndose al ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Sobre el acuerdo, México acordó exportar mucho menos azúcar refinado a Estados Unidos. Las refinerías de azúcar estadounidenses argumentaron  que durante años  las exportaciones tenían precios injustamente bajos, debido a que el gobierno mexicano subsidia la producción de azúcar.

De igual manera, el acuerdo permite un aumento de las exportaciones de azúcar crudo de México. Los productores mexicanos de azúcar crudo son uno de los mayores proveedores de refinerías azucareras de Estados Unidos, que se quejaron de escasez de esta materia prima para hacer edulcorantes utilizados en bebidas y productos alimenticios.

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, dijo que el acuerdo “establece un tono importante de buena fe que conduce a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

Estos arreglos podrían ser beneficiosos para el TLCAN  que se tratará a finales de este año.

 

Foto tomada de AFP



Quiénes Somos

RTW24 página web dedicada a la investigación periodística e información contrastada. Una plataforma informática con programación de televisión propia y la transmisión en vivo de eventos noticiosos relevantes. Además involucra a la prensa escrita, la radial y la TV en diferentes horarios.


CONTÁCTENOS

LLÁMENOS EN CUALQUIER MOMENTO



Últimas Publicaciones



Newsletter